jueves, 5 de agosto de 2010

Niños especiales en colegios regulares

El debate persiste a la hora de elegir la educación adecuada para los niños con capacidades diferentes, entre las dos opciones que existen: la integrada en escuelas regulares y la específica para cada discapacidad. Y es que si los propios expertos presentan opiniones diferentes, las familias lo tienen aún más complicado antes de tomar una decisión de la cual va a depender que en un futuro sus hijos puedan valerse por sí mismos y salir adelante en la vida.

Que los padres elijan el centro educativo adecuado depende de muchos factores y todos los expertos coinciden que cada caso es diferente que conviene ser analizado y atendido de una forma individualizada. Más aún, cuando la educación es en la actualidad una pieza fundamental para poder coexistir con éxito en una sociedad cada vez más competitiva y preparada, en la que todos, no sólo los niños con necesidades especiales, tienen dificultades para salir adelante.

En nuestro país las personas que padecen algún tipo de discapacidad tienen dos opciones educativas: la educación integrada y la educación especial. Ante estas dos alternativas la elección no siempre está clara para la familia. Dependerá de la discapacidad del niño y del entorno socio-cultural en el que esté inmerso.

Uno de los aspectos más importantes en la educación de los niños con necesidades especiales es conseguir que logren una autonomía personal que les permita con el paso del tiempo alcanzar el mayor grado de independencia posible para que consigan una participación cada vez mayor y puedan luchar por lo suyo.

En los avances que se logren en la estimulación temprana, la rehabilitación, la integración familiar, escolar, social y laboral estará la clave para conseguirlo.

De acuerdo a la entrevista que tuve con la Psicóloga Ana Luisa Faz y la Directora Ana Torre, nos hablaron de varios casos que tienen de niños con capacidades diferentes trabajando con ellas.

Dentro de las escuelas regulares, existen las escuelas constructivistas, y las escuelas MONTESSORI, son una opción muy buena para que, niños con necesidades educativas especiales sean atendidos. Este método, creado por la Dra. María Montessori en 1907 en Italia, fue diseñado y creado especialmente para niños sacados de un manicomio, niños que nunca habían tenido contacto con el mundo de afuera. Que tenían conductas disruptivas, por haber tenido solo modelos de enfermos mentales. También fue hecho para niños con retrasos de desarrollo de diverso tipo. El hecho de que estos niños fueran tratados con estímulos sensoriales concretos, así como con materiales científicos hechos para que ellos descubrieran sus capacidades y las desarrollaran a su propio ritmo sin ser comparados con nadie, hizo que cada uno de estos niños aprovechara el ambiente a su favor y evolucionara de manera natural y exitosa.

Hoy en día, hay lugares que reciben niños especiales en ambientes escolares regulares, y que van aún más allá teniendo personal que dispone todo lo necesario para que cada niño se desarrolle según su problemática, ya sea motriz, de lenguaje, de aprendizaje, auditivo o visual. Según sea el caso, se dispone de maestras sombra que pueden atender a 2, 3 o 4 alumnos pero cuando es necesario se tiene una maestra sombra por alumno. Para los padres de estos chicos, la tranquilidad que significa este apoyo cambia su percepción del aprendizaje y les sube la autoestima. Se ven resultados de inmediato pues con el uso del material Montessori y en ambientes con niños regulares, el niño imita conductas naturales normales. El desarrollo es mucho mas espontáneo y por medio del ambiente preparado el niño y su familia alcanzan un desarrollo evolutivo importante.

Los colegios responsables de estos alumnos deben tramitar ante la Secretaría de Educación, el papeleo necesario para que estos chicos vayan acreditando sus estudios. En nuestra experiencia, hemos visto avances impresionantes, mismos avances que han sorprendido a los neurólogos de nuestros alumnos. Se ven niños y niñas queridos, felices, desarrollados, respetados y familias que se tranquilizan al saber que pueden tener esta opción para sus hijos. En Casa y Taller Montessori tenemos al personal capacitado para dar esta atención, así como las maestras sombras necesarias apoyadas por nuestra psicóloga y por guías MONTESSORI tanto de Taller (primaria) como de Casa de los Niños (pre-escolar).

Nuestra escuela está abierta al público en general para observación de nuestro proyecto educativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada